Documento historico: Renuncia al cargo del Ing. Carlos Wauters

A continuacion se adjunta el escrito mediante el cual el Ing. Carlos Wauters dejo de prestar servicios a la provincia:

 

RENUNCIA AL CARGO DEL ING. CARLOS WAUTERS

Tucumán, junio 30 de 1905.

A S.S el señor ministro de gobierno don Lídoro J. Quinteros.

En febrero 17 de 1902, previamente autorizado por superior decreto de la Nación de 20
enero del mismo año, celebré un contrato con la administración de esta Provincia para
prestar mis servicios profesionales en el carácter de Director del Departamento de Obras
Públicas.

Posteriormente acepté, sin modificación alguna en aquel contrato, el cargo de
Superintendente del Departamento de Irrigación para un período de tres años, que vence el
12 de Julio próximo, siendo confirmado en el mismo, una vez que el Honorable Senado,
conforme al artículo 120 de la ley de riego, prestó su unánime acuerdo para el
nombramiento. Acepte el aumento de tareas y obligaciones inherentes, un tanto ajenas a mi
profesión, únicamente para facilitar la concentración de servicios técnicos dispersos,
indispensable para hacer desaparecer conflictos que redundaban en perjuicio de los
intereses públicos y que la experiencia ha demostrado después, de ser imprescindible para
hacer verdadera administración en cuestiones delicadas como las que incumben a estas
reparticiones.

Vencido el plazo de aquel contrato con exceso y también el periodo para el cual fui
nombrado Superintendente, solicito al señor Ministro quiera dictar una resolución
declarando que he terminado en el desempeño de la Comisión que me autorizo a aceptar el
Gobierno nacional, designando a la vez la persona que ha de substituirme, toda vez que he
formado la irrevocable resolución de no seguir prestando mis servicios a la administración de
esta provincia como lo he manifestado al señor Gobernador desde antes de hacerse cargo
del gobierno y se lo he reiterado varias veces después, convencido que la Provincia no está
en condiciones para ocuparse de obras públicas, de donde resulta que pierdo aquí
lastimosamente mi tiempo.

La necesidad de hacer la entrega de obras de índole variada y una oficina con múltiples
servicios, me induce a pedir con tiempo la resolución de este asunto para que no se
perjudique la administración de los mismos.

Saludo a S.S. el señor Ministro con mi más distinguida consideración.

Ing. Carlos Wauters.

Fuente: Wauters, Carlos. "El negro bamba en el cañón del Cadillal". Editorial Coni Hnos. Buenos Aires.
1909.

 

Sitios de Interes